Es una mala costumbre que provoca un mayor desgaste del embrague y de todos los componentes asociados a su funcionamiento. Aunque no se presione a fondo el pedal, siempre se producirán fricciones internas que afectarán al disco y a todas las piezas que actúan sobre él.

Secured By miniOrange